Can Miquel, hotel y restaurantes

Establecimiento familiar

Entre el Alto y el Bajo Ampurdán, Cala Montgó es un claro ejemplo de la auténtica Costa Brava, con el Macizo del Montgrí terminando abruptamente en acantilados enmarcando una playa de arena fina. Aquí podréis disfrutar de la tranquilidad del lugar y de su entorno sin renunciar a una buena oferta gastronómica, deportiva y de ocio en el mismo lugar y en los alrededores. Forman parte de sus instalaciones una piscina, dos pistas de tenis, jardines, garaje privado, un restaurante con terraza y un restaurante asador al aire libre justo delante del mar.

Habitaciones

Todas las habitaciones son luminosas, disponen de una terraza con mesa y sillas y baño completo. Están equipadas con televisión, climatización y nevera.

Más info

Gastronomía

(CA) El restaurant, la brasa

View more

La Bassa

Durante el día solárium y, durante el verano, por la noche chill out

View more
El tiempo
4°
cielo claro
Humedad: 100%
Máx: 11 • Mín: 6
Weather from OpenWeatherMap

Espacios

Piscinas, pistas de tenis, jardines, garaje privado

View more

Galería

View more

Turismo Activo

View more

Tripadvisor

  • Excelente

    El hotel se situa justo en frente de la playa, la habitación está limplia y renovada aunque por fuera no lo parezca. Muy tranquilo. El restaurante está separado, aconsejo la media pensión, se come increible. Desayuno variado y bueno. Personal muy amable.

  • Muy buen hotel en primera linea de playa

    Un hotel pequeño y tranquilo, en una cala preciosa de la Costa Brava, cosa difícil de encontrar. Aunque por fuera no lo parece las habitaciones del hotel están renovadas. Por cierto tiene una piscina magnífica y dispones de parking privado durante la estancia en el hotel. El servicio es bueno y el trato muy familiar.

  • FANTÁSTICO

    La habitación perfecta, muy limpia y cómoda, con una bonita terraza. Comimos en el restaurante el menú, muy bien, es genial delante del mar. Lo pasamos muy bien con el alquiler de las bicicletas con motor. Todo el personal muy atento y amable. Fue el lugar idóneo para relajarnos y disfrutar de l’Escala, nos encantó.